Porque somos alternativos

  • Nos involucramos en la definición del puesto a cubrir Añadimos valor en el proceso a través del conocimiento y experiencia funcional particularmente en áreas de marketing, comunicación, comercial etc.
  • Capitalizamos nuestros contactos con las mas prestigiosas asociaciones de mujeres profesionales y directivas.
  • Aportamos feedback a los candidatos finalistas no contratados. Nos parece importante para ellos, para nosotros y para tu empresa.
  • Todas los encargos independientemente del nivel son importantes para nosotros.
  • Nuestro sistema de pago te va a sorprender positivamente.

La ventaja competitiva de tu empresa está en las personas

Si no dispones de los profesionales más adecuados para tu empresa ¿cómo vas a conseguir tus objetivos?

Nosotros te ayudamos a encontrarlos. Capitalizamos nuestro network y nuestra experiencia directiva, valoramos habilidades y experiencia, comprobamos referencias, y sobre todo priorizamos el encaje con la cultura y valores de tu empresa de cada candidato.

 

Valoramos

 

Inteligencia: General, emocional y creativa.

 

Personalidad: Afabilidad, Razonamiento, Estabilidad, Dominancia, Animación, Atención a las normas, Atrevimiento, Sensibilidad, Vigilancia, Abstracción, Privacidad, Aprensión, Apertura al cambio, Autosuficiencia, Perfeccionismo y Tensión.

 

 

Competencias – Aptitudes: Área intrapersonal (Autocontrol, estabilidad emocional, Seguridad en sí mismo y Resistencia a la adversidad). Área interpersonal  (Comunicación, Establecimiento de relaciones, Negociación, Influencia y Trabajo en equipo) Área desarrollo de tareas (Iniciativa, Innovación y creatividad, Orientación a resultados, Capacidad de análisis y Toma de decisiones).

 

 

Área entorno: Conocimiento de la empresa, Visión, Orientación al cliente, Apertura e Identificación con la empresa. Área gerencial: Delegación, Dirección, Liderazgo y Planificación. Cuenta también con una escala de Sinceridad y dos índices cualitativos: delegación y creatividad.

El mejor momento para plantar un arbol fue hace veinte años. El segundo mejor momento, es hoy.